En cirugía plástica hemos denominado biopolímeros a una serie de sustancias que se están usando como materiales de relleno, por lo general para aumentar volumen de glúteos y en cara para los labios, el mentón y para rellenar arrugas.

Estos materiales que están siendo usados en centros de estética no tienen ningún tipo de regulación. Desgraciadamente no tiene estudios controlados de los efectos que a corto o a mediano plazo pueden causar en las personas. Y el proceso de inyección de estas sustancias por lo general se hace en sitios que no son aptos para llevar a cabo procedimientos invasivos.

Quien los ofrece asegura que no hay riesgo, pero realmente no tienen como sustentar su afirmación.  Hay muchas complicaciones relacionadas, desde el simple enrojecimiento de la piel, pasando por induración y cambios de pigmentación hasta serias complicaciones que terminan en necrosis cutánea, (muerte de la piel) con infección, migración de las sustancias que causa deformidad permanente no solo de los glúteos sino también de muslos y pantorrillas hasta casos severos que terminan en la amputación.

Proceso inflamatorio severo resultado de la inyección de bioplímeros en glúteos.  Se observa: enrojecimiento, induración y cambios permanentes en la pigmentación.

Proceso inflamatorio severo resultado de la inyección de bioplímeros en glúteos.  Se observa: enrojecimiento, induración y cambios permanentes en la pigmentación.

Es de suma importancia entender que si el objetivo es aumentar el tamaño de los glúteos los pacientes deben consultar a Médicos Cirujanos Plásticos,  que son los profesionales que cuentan con la formación para realizar procedimientos con este objetivo sin poner en riesgo la salud de las personas.   

Que quede claro: solo hay dos opciones para aumentar el tamaño de los glúteos: los implantes glúteos o la grasa del propio paciente obtenida por medio de liposucción.  Al resto de sustancias que se ofrecen para aumentar el tamaño de los glúteos se les llama biopolímeros y son  perjudiciales para la salud.
No hay por que correr riegos… NO a los biopolímeros.